Agradezco el tiempo que estuve abrazándote sin ganas de soltarte. 
Te quedaste pegada a mis brazos y ahora ando por ahí, 
siempre protegido por ti. 
Llevándote a todas partes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *