Volver a leer algunas líneas de hace tiempo y coincidir en su propósito, en su emoción. Volver al punto en el que eres en definitiva un desastre.

 

II

Puedo flotar por la existencia,
vivir fuera del tiempo,
puedo nacer del silencio,
y llenar el vacío,
reconozco que soy una vieja sombra
que no sabe hacer bien su trabajo,
que todo puede esperar para mañana,
porque hoy no hay ningún camino para seguir.

No hay donde ir,
no hay paisaje que ver,
es sólo la forma en la que se presenta la realidad.

Soy un destino huérfano
perdido en la oscuridad
que grita desde el anonimato al universo.

Aquí estoy, aunque no sea nada,
ni vaya a ninguna parte,
siento la ausencia,
aquí estoy, soy una palabra que ha perdido
su historia.

Y trata de esconderse de su propia vergüenza.


Aquí no nada que ver,

todas las imágenes se han ido,
soy sólo sombras y vacío.


Sólo soy yo, una explosión insegura de sí misma,

callada en su desastre.

2014

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar