En un punto del universo diferente a este (hace un año justo escribía):

Me pesa tu verso, tu soledad y cansancio.

Me pesa cada punto. Como vacío. Como ausencia. Cada espacio. Entre las líneas. El aire retenido. La ambigüedad de las palabras.

Me pesa cada. Pared. Cada línea. Que incrustas entre nosotros. Tan lejos estás. Detrás de estas palabras. Aunque te nombre siempre. No logro traerte cerca.

15 de marzo 2016.

Un punto del universo
Un punto del universo

 

Me gusta más este punto del universo que tengo hoy, en el que puedo escribir líneas diferentes:

Navego en tu verso, en tu contemplación y en tu viaje.

Me arrastra cada derriva. Como una busqueda. Como una posibilidad. Cada espacio. Entre las líneas. El aire retenido en nuestras burbujas. El devenir de las palabras.

Derrumbo cada. Pared. Cada línea. Que incrustas entre nosotros. Tan lejos estás, sumergido en las palabras. Te nombro siempre. Y siempre nuestra distancia logra diluirse.

Un punto en el universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *