PRÓLOGO LIBRO LEMOTBULLE

Con Lemotbulle o la palabra burbuja nos encontramos con la poesía más contemporánea y más vitalista de Valentina. Llevo una mujer colgando de mi cuerpo/ una mujer sonora/ adornada con alambre/ pintada de guerra, es como un reencontrarse con la palabra, con la ilusión por decir cosas, con la interpretación de los vocablos: Te trae mi soledad /como un juguete nuevo. 
Lemotbulle enhebra la realidad a nuestros cuerpos, nos invade con imágenes, nos desvela misterios: Tengo la lluvia bajo mi ropa/ tiembla en mis senos/ la lluvia/ inunda mi vientre. 
En este poemario también nos vamos a encontrar con la inefable muerte, la cual le acompaña desde sus pri-meros versos y no deja de rondarla en su cabeza y en sus vísceras: Caer húmeda sobre la tierra/ apetitosa para los gusanos/ calmar su hambre en mi descomposición/ quitar tanto adorno/ tanta postura. 
En contraposición también en él se siente vida, nos anexiona al fulgor de la esperanza de sentirnos vivos, de ser coetáneos de la magia que implican los sueños: Yo que creo en la magia, cuantifico la vida, y le resto los errores. 
La palabra burbuja irradia frescura, calma, enciende luces sobre las ganas de sentir poesía, incita a la reflexión e intenta dejarnos un poso de conciencia: Me gusta volar por encima de los pueblos/ y caer en los tejados. 
También nos acerca a las cosas más tangibles, mundanas, menos espi-rituales: Los piojos de la época, el olor de la cocina, todo figura en la poesía de Valentina.
En Lemotbulle todos los versos desembocan en un delta de acontecimientos que siempre expresan algo: Tal vez el mar/ sea un final inventado por la prisa de los ríos. Haz de la vida tu metáfora/ nombrar es tu deseo/ tu lugar/ eres de cada palabra el sentido irrevocable.

Alberto Yago
Mayo, 2014 

A MANERA DE PRÓLOGO
Mi poesía es redonda, azul, 
a veces violeta. 

Mi poesía es pie y camina, baila, 

da vueltas y alza su falda, 
se pinta la cara de paisajes, 
se enamora una y otra vez.

Yo acudo a su celebración, 
a su despilfarro, 
me sumerjo en su música, 
en su licor. 

Mi poesía en su lucha me vence 
y hago lo que ella me ordena.

 



 

Publicado por la Editorial Lastura.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar